5 de mayo de 2013

Échame otro más en vez de echarme las culpas



No se si te habrás dado cuenta de que la temperatura de mi sangre asciende cada vez que me sonríes. Mi piel se vuelve pálida y roja al mismo tiempo, y mis ojos se iluminan como faros en la noche. El viento choca con tu olor y lo desliza lentamente ante mí. Me acaricia las mejillas y por un momento, siento que el tiempo se detiene. Las manillas de cada reloj cercano paran de girar y girar a cada segundo. Tus suspiros hacen cosas inexplicables si se acercan a mi cuello. Mientras, tus caricias suben y bajan por mi espalda. A tu lado cierro los ojos y cada segundo, de esos que los relojes ya habían olvidado marcar, me hace más y más feliz. Y me fundo en tus pupilas mientras éstas se pierden entre el marrón de mis iris. Y creí saltar hacía lo infinito cuando tus labios entraron en contacto con los míos. Y susurré, gritando en silencio, un te quiero de tal manera, que cuando quise darme cuenta, en tu garganta retumbaba el yo más que ibas a pronunciar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto
Valencia, Spain
"Resistirte a una hoja blanca y a una pluma es como que un adicto se resista a pasar frente al punto con una billetera llena..."
TODOS Y CADA UNO DE LOS TEXTOS DE ESTA PÁGINA ESTÁN PROTEGIDOS POR DERECHOS DE AUTOR. CUALQUIER COPIA NO AUTORIZADA O QUE NO INDIQUE QUE PERTENECE A MI BLOG, SERÁ DENUNCIADA Y BORRADA POR PLAGIO, CON MEDIDAS LEGALES.