23 de enero de 2014

Cuando Cupido se equivocó de flechazo

Tengo miedo de escucharte y echar de menos tu voz cuando te vayas, de mirarte a los ojos y acabar viéndolos por todas partes. Y es que dicen que la belleza está en los ojos de quien mira. Y sin duda alguna, mucha debe haber en mi retina cuando te reflejas en ella. Temo abrazarte y que mi ropa retenga tu olor, que se me corten los labios por ausencia de besos y acabar volviéndome loca. Tengo tanto miedo a ti que en ocasiones me vicio a quererte, a encontrarte detrás de la puerta que abra o al girar la esquina de la manzana de al lado. Lo bonito es efímero, corto. Pero también puede convertirse en una pesadilla si te apuñala por dentro, como cuando echas de menos. Es cuando te das cuenta de que pensar podría hacerse eterno cuando el sentimiento es fuerte, duradero. Doloroso. Inigualable. 

1 comentario:

pormitripa dijo...

Y que puta es la nostalgia a veces...
Un abrazo.
http://elchicodelmetro.blogspot.com.es/

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto
Valencia, Spain
"Resistirte a una hoja blanca y a una pluma es como que un adicto se resista a pasar frente al punto con una billetera llena..."
TODOS Y CADA UNO DE LOS TEXTOS DE ESTA PÁGINA ESTÁN PROTEGIDOS POR DERECHOS DE AUTOR. CUALQUIER COPIA NO AUTORIZADA O QUE NO INDIQUE QUE PERTENECE A MI BLOG, SERÁ DENUNCIADA Y BORRADA POR PLAGIO, CON MEDIDAS LEGALES.